El 15 de octubre es un día especial. Este día se conmemora la pérdida del bebé que se estaba esperando o del que llegó pero no se quedó. Las familias que sufren esta pérdida frecuentemente lo hacen en silencio, enfrentadas al tabú que ya de por sí conlleva la muerte en nuestra sociedad, y mucho más aún cuando quien ha fallecido es un bebé. Se trata del Día Internacional de la Pérdida Perinatal y Gestacional, y desde la Clínica Doctora Bernabeu queremos hablaros sobre estas pérdidas y el duelo que suponen para dar visibilidad y el espacio y reconocimiento que merecen todas las familias que pasan por ello.

 

 

Pérdida Perinatal y Pérdida Gestacional. 

La diferencia entre la muerte perinatal o la gestacional se encuentra en el momento en el que ocurre una u otra. Hablamos de pérdida perinatal cuando la muerte se ha producido entre los 6 meses de gestación y los 24 meses de vida, por otro lado, se trata de una pérdida gestacional cuando la muerte se ha producido entre las 23 semanas de gestación y los primeros 7 días de vida.

Algunas madres que han vivido este tipo de pérdidas suelen consultar si existe una fecha “adecuada” a partir de la cuál se pueden volver a plantear quedarse embarazadas. No hay una respuesta única a esta pregunta. La mejor opción siempre es consultar con la clínica de ginecología y obstetricia, y evaluar si estamos listas para dar ese paso.

Según los datos reportados por la evidencia disponible, entre el 10 y 20% de los embarazos confirmados acaban antes de la semana 12 de gestación. No se conoce una causa exacta, aunque si la pérdida se da durante las primeras semanas del embarazo suele deberse a anormalidades congénitas del feto. Respecto al origen de la pérdida es necesario destacar que pasar por situaciones estresantes a lo largo del embarazo o padecer un trastorno psiquiátrico no se asocia con la pérdida perinatal, aunque sí se asocia con un menor estado de salud y bienestar en la madre y en el futuro bebé.

Superar el duelo gestacional o perinatal 

El duelo gestacional sigue siendo un tema tabú, de hecho, es un proceso que tiende a ser invisibilizado que no se ajusta a la realidad social. Es necesario potenciar actuaciones que contribuyan a respetar a los progenitores y a visibilizar las pérdidas gestacionales y perinatales. El primer paso para un duelo sano es RECONOCERLO, es poder compartirlo, socializarlo, y lamentablemente las pérdidas de bebés sobre todo en el embarazo y en los primeros meses de vida, están signados por la falta de reconocimiento y por la mirada social puesta en la superación, en que “son jóvenes, ya van a venir otros”. Esto llena de desolación a la familia que atraviesa esta situación, ya que les toca caminar por el camino del dolor sintiéndose solos, incomprendidos.

El día 15 de octubre a las 19 h, se hará un homenaje llamado OLA DE LUZ MUNDIAL, que es una invitación a celebrar la vida de los bebés y niños que se fueron; y es una ocasión de tomar conciencia del duelo silencioso que viven muchas familias. Desde nuestra clínica, invitamos a todas las familias que hayan transitado por este tipo de pérdida, que el 15 de octubre se tomen un momento para hacerle lugar a ese pequeñito que se fue, encendiendo una vela en casa, donde se pueda hacer presente la ternura que esa personita despertará en la familia por siempre.

Un abrazo,

Clínica Doctora Bernabeu 

 

 

WhatsApp